Un abrazo desde la distancia para dar calidez a un niño en Siberia.

Comida, ropa, medicinas, juegos y personas adultas como figuras de referencia son las necesidades básicas de los niños y niñas huérfanos en Siberia. Con tu donación, estás ayudando, de la mejor manera posible, tanto a los niños como a las instituciones que los acogen.  Ayudamos a 140 bebés abandonados en la Casa del niño "Aistionok" y a los adolescentes del Centro "Raduga Oior" ("arcoiris").